Proyecto: Laboratorio de fabricación común II

Ya les contamos el qué, el para qué y el por qué de nuestro proyecto. Ahora un esbozo de las fases a seguir.

1. Autoconstrucción del espacio en lugares abandonados. Se aprovechan los materiales de construcción considerados residuos. El espacio es creado por los mismos habitantes y tiene el sello Oblatos.

2. Creación de espacios y talleres equipados con herramientas que serán de uso público (ej: máquinas de coser, computadores, cortadoras eléctricas).

3. Quien desee hacer uso del taller puede pagar una pequeña cuota o dar clases. Las actividades que resulten de las clases deberán ser beneficiosas para todo el barrio. Así creamos respeto por lo que tenemos.

Qué necesitamos

1. Talento humano 50%
2. Recursos técnicos 30%
3. Recursos económicos 20%

¿qué lograremos con nuestro Laboratorio de fabricación común?

Se organizarán programas para arreglo de infraestructura, mobiliario y reforestación de áreas.
Se beneficia la economía al capacitar a los asistentes en oficios productivos.
Se integrará a los jóvenes a actividades productivas, alejándolos de la delincuencia.
Se organizarán exposiciones para dar a conocer los logros de los asistentes lo que activa la economía local.
Entre todos reforzaremos los lazos de solidaridad
Regeneraremos el espíritu de la colonia
Reconoceremos la capacidad productiva y creativa de los demás.
Mejoraremos la convivencia.
Generaremos sentido pertenencia al barrio.

Les dejamos la presentación que hicimos en la Parroquia San Onofre el pasado 3 de noviembre
Laboratorio de fabricación común

Proyecto: Laboratorio de Fabricación Común

Problema: Carencia de espacios de educación y capacitación para adultos y adultos mayores
Carencia de espacios de socialización para los colonos
Espacios abandonados y subutilizados
Habilidades desperdiciadas por la falta de empleo o precariedad
Falta de conciencia colectiva por el cuidado del barrio

Solución: Espacio para el intercambio de conocimientos en torno a oficios tradicionales y novedosos.
Laboratorio donde se podrán fabricar y reparar bienes comunes que favorezcan el bienestar colectivo del barrio y la economía.
Lugar donde se crean lazos de solidaridad entre quiénes enseñan y quienes aprenden.

Por qué: Oblatos tiene mucho talento
Además la educación y la creación:
Permiten la fabricación de objetos novedosos y productivos entre los vecinos.
refuerzan la convivencia.
dan satisfacción personal.
Cuando hacemos algo nosotros mismos, lo cuidamos más.
permiten aprovechar el tiempo y el espacio.


El laboratorio de creación común es un espacio que promueve la creación colectiva.
Abrimos lugar a los jóvenes y adultos para que se capaciten en algún oficio productivo.
Ofrecemos espacios equipados con herramientas al servicio de la comunidad.
Somos un espacio de intercambio de conocimientos.

Oblatos rifa

La mesa en la que participamos, del evento Renovación a pie, por acuerdo común se ha decidido llamar Oblatos rifa que es una manera popular de decir que Oblatos está muy padre. Después de depurar varios proyectos que fueron saliendo durante varios días, al final elegimos el de educación ya que Oblatos es un barrio que carece de espacios de educación extracurricular y de esparcimiento, además de una gran ausencia de lazos de solidaridad y sentido de pertenencia. Esto lo sabemos por el descuido de muchas de las calles, pero también porque la señora Juanita, presidenta de la asociación de colonos de Oblatos nos contó cuanta arrogancia hay entre vecinos.
Sigue leyendo

Estamos en Renovación a pie

Estamos en esta bonita iniciativa para caminar por la ciudad, en este caso dos barrios muy diferentes y la idea es sacar de cada uno de ellos conclusiones sobre el espacio público.

Nos llamó la atención pues proponen recorridos que cubren diferentes puntos de la ciudad, para después por medio de dinámicas grupales para proponer con todos los satakeholders un programa de renovación del espacio urbano. No se mapea especificamente, pero se recorre tranversalmente el territorio para después proponer una estrategia de “conquista”.

Los dos barrios que visitamos este fin de semana fueron Chapalita y Oblatos

Sigue leyendo

Percepciones inocentes de una extraña en Guadalajara

Llevo muy poco tiempo en la ciudad y me ha sorprendido la cantidad de propuestas en torno a la construcción de una ciudad más amable, más digna. Por eso cuando preguntan ¿será que las dinámicas de red están contagiando a los territorios y a la forma de ciudad? Sin dudarlo doy un rotundo sí o por lo menos la ciudad tapatía está en un rápido proceso de contagiarse.
Es la ciudad con mayor número de paseo ciclistas (casi 30). Es cierto que la cantidad de coches ha aumentado de una manera bestial (lei que por cada tres personas hay dos coches en la ciudad) y sé que se debe en parte por los problemas de movilidad. Sin embargo, los movimientos en torno a la bicicleta como medio de transporte llevan la batuta en los movimientos ciudadanos en Guadalajara. También hay agrupaciones activistas como la Plataforma metropolitana para la sustentabilidad que reúne 12 grupos interesados en promover la sustentabilidad de la ciudad. Ellos desde el 2008 han trabajado en la “Declaración por Guadalajara” donde por medio de la activación pacífica y propositiva hacen un llamado a las autoridades para el buen desarrollo de la ciudad y la gestión de la movilidad.
Sigue leyendo

Gentrificación llega a Malasaña

El proyecto Conquistando la Luna, se ubica geográficamente en la Plaza de Soledad Torres de Acosta del barrio Universidad. Este barrio es el que tiene más Unidades de Actividad Económica (desde personas autónomas hasta empresas de más de 500 empleados) de todo el distrito Centro. Siendo el tamaño de las empresas pequeño (1 a 2 propietarios con una media de 34 trabajadores) las actividades preponderantes son:
• Comercio, reparación de artículos a motor y artículos personales
• Actividades inmobiliarias y de alquiler y servicios a empresas
y Hostelería

Sin embargo, el comercio de proximidad se está viendo reducido y está siendo relevado por un nuevo comercio de productos exclusivos (camisetas, floristerías, ropa) o de arte (música, comics). Esto se debe a un fenómeno ocurrido desde el 2005 cuando dos arquitectos vinculados con el grupo inmobiliario ReHabitar Gestión, S.A. se propusieron aprovechar la cercanía con la calle de Fuencarral y la Gran Vía para darle nueva vida y crear un barrio-marca, un referente de la cultura urbana.

La idea fue impulsar el alquiler de locales que habían echado el cierre para el establecimiento de nuevas tiendas lejos de las marcas comerciales así como restaurantes de moda. La organización, llamada triBall es una organización empresarial que en los últimos años ha comprado locales en el entorno de la calle Ballesta, en gran parte utilizados hasta entonces como whiskerías y negocios de prostitución. Estos locales fueron alquilados para su uso comercial a diseñadores y artistas. Los primeros años con una renta por debajo de los precios de mercado, con la intención de generar un inicial tejido comercial especializado, con un compromiso de permanencia y aceptación, tras los primeros años, de una subida de la renta por parte de los inquilinos.

Este es un caso de gentrificación planificada que se ha dado en las traseras de la Gran Vía. Bajo el discurso de la mejora de la calidad de vida del barrio y la recuperación del espacio público para el barrio y sus habitantes, las actuaciones de triBall para muchos vecinos han supuesto una respuesta nada respetuosa con el barrio, ya que las situaciones de exclusión social, las dificultades de acceso a una vivienda y de comercio tradicional en la zona no disminuyen.

Está claro que la revitalización y dinamización incluyen un desarrollo económico en la zona, pero para fortalecer la cohesión social de un barrio, no puede ejecutarse solo desde el ámbito comercial. Resulta fundamental la creación de dispositivos y recursos comunitarios que no provoquen situaciones de exclusión e insolidaridad.

el mapeo

mapear es la herramienta que brinda la posibilidad de tomar distancia del territorio para descifrar las conexiones entre las diversas problemáticas a fin de cuestionarlas y elaborar alternativas de resistencia, organización y cambio. La cartografía es una plataforma desde la cual idear otras actividades y dejar memoria de las proyecciones futuras, de lo que tenemos y de aquello que nos falta. El mapa de redes resulta una herramienta estratégica para transformar situaciones existentes.

Con nuestro mapa y las estrategias de levantamiento de información que hemos diseñado salimos a la calle, a la plaza de la luna a explorar nuestro territorio.

Además de recorrer esta zona, calle por calle haciendo una exploración sistemática cada 50 pasos en donde se mapea la información obtenida más representativa. Se hace una investigación exhaustiva de estadísticas e historia del barrio. Todos los elementos son mapeados y reunidos en una bitácora.

TÁCTICAS DE OBSERVACIÓN *

atravesar un territorio
abrir un sendero
reconocer un lugar
atribuir valores estéticos
comprender valores simbólicos
inventar una geografía
recorrer un mapa
percibir sonidos
guiarse por los olores
acceder a un continente
encontrar un archipiélago
albergar una aventura
medir una descarga
captar otros lugares
construir relaciones
espiar personas
saltar un muro
indagar un recinto
dejarse llevar por un instinto
abandonar un andén
no dejar huellas

* tomado de “Walkscapes” de Franceso Careri